¿Disfrutaremos del Minimalismo? Del “orden”?

publicado en: Blog Post, Nuestro día a día | 0

He aprendido con ellos que menos es más y creedme mejor que sea así para poder mantener, aunque sea poco, el “orden” de tu casa y tu paz mental.

Después de leer unos cuantos libros sobre ordenar mejor tus cosas, tu casa y tu vida decidí intentar seguir algunas pautas a ver si realmente ese método encajaba en mi manera de pensar.

¿Conseguiremos llegar a disfrutar del Minimalismo? De una cierta “orden”, aunque lo veo complicado.

Yo soy mucho de ir por fases, hay épocas que me gusta comprar y otras que menos, creo que depende de cómo estoy anímicamente, por eso mismo decidí que esa montaña rusa de hábitos tenía que cambiar, ya no me siento cómoda de esa manera.

Os dejo unos cuantos puntos que he seguido en mi casa desde hace más de 2 meses y por increíble que pueda parecer, todavía seguimos ordenados y siguiendo cada pauta.

He puesto una caja donde voy poniendo lo que quiero donar a otras personas en el recibidor de mi casa. Una caja bonita, como un baúl, que me gusta y pega con la decoración de mi casa. Cuando está llena es la hora de vaciarla y dejar que todo lo que hay dentro, tenga una segunda vida en otra casa. Suelo donar cosas que todavía se pueden utilizar bastante, pero que ya no me transmiten alegría.

Cajón del orden: “Drop Zone”

Imagina que todo lo que hay que devolver, o lo que tú ya sabes que irá a una persona determinada, lo puedes dejar en una zona preestablecida.

Interesante, no? Pues eso es el “cajón del orden”, tu Drop Zone. Un sítio, un cajón, una caja que antes de que salgas de tu casa, cogerás el hábito de mirarlo antes y, si hay algo que ya puedes llevar contigo, ¡fantástico!

Nunca dejes el salón con las manos vacías.

Es decir si has comido algo o tienes que guardar alguna cosa en otra parte de la casa aproveche ese momento y hazlo.

Cuando termines una tarea, organice todo antes de irte y ordena tus cosas en su sitio correspondiente. Haga ese ejercicio siempre, así podrás mantener el orden de la casa más fácilmente.

Viernes, el dia “D”

No te equivoques, no me gusta nada limpiar, pero sabemos que es algo que hay que hacer, pues no me queda otra que ponerme a ello.

Todos los martes, tengo ayuda de mi querida Cristina que se encarga de limpiar toda la casa, así que los viernes repaso todo lo que ha hecho para mantener toda la casa limpia.

También tengo una rutina de tareas diarias pequeñitas para que todo fluya de la mejor manera posible y no tenga que matarme todos los viernes haciendo una segunda gran limpieza semanal.

Vinagre: ¿Haz utilizado alguna vez como producto de limpieza? Hace poco que empecé a utilizarlo para todo. Tengo dos recetas que hago servir para el baño y otra como Multiusos.

Receta de Liquido para limpiar el baño

  • Una botella de Vinagre de vino o de manzana
  • Pulverizador grande
  • 5 gotas de Aceite Esencial de Árbol de Té y 5 gotas de Aceite Esencial de Limón (puedes utilizar otro si prefieres, los alcanforados y cítricos son los que mejor combinan con el Árbol de Té)

Como hacer:

Llena el pulverizador con agua hasta la mitad y la otra mitad con el vinagre
Añade las gotas de Aceite Esencial

Receta de Multiusos (Vinagre de Cítricos)

  • Una botella de Vinagre de vino o de manzana
  • Cascaras de cítricos varios (puedes mezclarlos si o no, va de gustos)
  • Bote hermético
  • Pulverizador grande

Como hacer:

  • Corta las cascaras con la tijera y ponlas todas dentro del bote hermético
  • Rellena con el vinagre que hayas elegido
  • Dejes reposar en un lugar fresco y con poca luz por 3 semanas
  • Traspasa el líquido a un pulverizador y ¡listo!
  • Con las cascaras puedes licuarlas y con la pasta limpiar superficies que se han quedado muy grasientas como pueden ser las que están cerca de donde sueles cocinar.

Ahora, disfruta de los resultados de tu esfuerzo. Es impresionante la sensación de paz y tranquilidad que puede regalarte saber que todo está donde hay que estar.

Bueno, eso es todo. Poco a poco voy dejando más pautas que he añadido a mi rutina semanal. Parece fácil, ¿no? ¡Y lo es, creedme!

El problema está en hacerlo periódicamente hasta que se torne un hábito para ti.

¿Lo intentarás?

Contadme por favor, como está siendo vuestra experiencia, si es que habéis ya empezado a cambiar vuestro estilo de vida. Me gustaría mucho aprender contigo también. Y si te interesa que siga hablando más de nuestro camino hacia el Minimalismo, dejarme un mensaje en comentarios

Buen Miercoles y a disfrutad de una vida más ordenada y tranquila.

Giuli

También estamos en Facebook, Instagram y Twitter, pásate a saludarnos!!

Deja un comentario