¡Motivaros familia!

publicado en: Blog Post, Nuestro día a día | 0

Por varios motivos, tuve que cambiar radicalmente mis hábitos mas básicos, como la comida, mi rutina de ejercicios y adaptarla a mi vida con los niños y el trabajo.

Los que me conozcáis personalmente, habéis notado que en el ultimo año he sufrido grandes cambios físicos y psicológicos que han transformado, y mucho la persona que era anteriormente.

No fue fácil, la verdad es que hubieron días muy que muy difíciles, sin embargo yo sabia que todos esos cambios solamente me ayudarían a mejorar mi salud y a una misma en el personal.

Mi experiencia personal

Lo primero de todo, me gustaría dejar claro que para que ese cambio se produjera, y creo que lo mismo pasa cuando te propones a algo, lo primordial es tener fuerza de voluntad y disciplina.

Lo puntos que os voy a contar están basados en mi propia experiencia personal y no quisiera, bajo ningún concepto, imponerlos a nadie.

Cada uno es libre para hacer lo que mejor encaja en su vida, faltaría más.

Bueno ya que he introducido y aclarado todo, no me enrollo más y empiezo con “mi método”.

Lo primero de todo es hacerte una pregunta esencial a ti misma:

Que es la fuerza de voluntad para ti?

Yo creo que es hacer lo que hay que hacer con independencia de que te guste más o menos, pero siempre con el objetivo de alcanzar tus metas.

Autoexigencia y esfuerzo son la clave para que todo lo que deseas se realice.

  • Se responsable aunque no te apetezca. Intenta dominar tus impulsos y relájate.
  • Sal de tu zona de confort persiguiendo tus metas trabajando para que se produzca el cambio que tanto quieres para ti.
  • Trabaja con constancia en la pequeñas cosas para llegar a tu objetivo principal
  • Aferrarte a tu familia que es tu puerto seguro. Aunque sea duro y que muchas veces no nos apetece por X motivos, hay que seguir con los hábitos y rutinas diarias, así todo fluirá de manera ordenada y organizada.
  • Puede que parezca egocentrismo, egoísmo, o cómo quieras llamarlo, pero en esa fase ponte a ti misma en primer plano y después piensa en los demás. Eso no significa que dejarás colgados tus compromisos familiares, de trabajo y las personas que te importan, y si justo lo contrario, si estás bien todos estarán bien.
  • Sobre todo no te lances como una loca de la motivación, ves poco a poco. Márcate unos retos, planea tus objetivos realistas, coge con ganas esa oportunidad que te esta dando la vida para crecer, sentirse mejor con uno mismo y sobre todo haz realidad tus sueños

Espero no haber soltado un súper rollo, deseo simplemente transmitiros mi mantra diario. Siguiendo esas pautas hace más de año, he notado que mi vida ha mejorado bastante.

Fuerza y persigue vuestros sueños!!!

Un abrazo

Giuli

Deja un comentario